El camino Portugués – etapa 2

La etapa Porriño-Redondela resulta fácil y cómoda a pesar de recorrerla sin haber pegado ojo en toda la noche. El albergue de Porriño, de reciente construcción, no parece haber tenido muy en cuenta las necesidades de ventilación que requiere un espacio donde duermen 50 peregrinos en una noche de verano. El ambiente es asfixiante y el techo parece irradiar todo el calor acumulado durante el día. Sonoros ronquidos de algunos que son capaces de dormir en semejantes condiciones amenizan la sala.

Por ello, mucho antes del amanecer nosotros ya estamos en ruta. El camino sigue siendo asfalto y carretera durante la primera hora. Pero de noche y con aire fresco se aguanta bien. Cuando amanece ya estamos ante el Pazo y la Iglesia de Santa Eulalia de Mos. A su lado, por fin, una cafetería donde poder desayunar. Cerrada.

20120724_080240

Con resignación cristiana continuamos el camino.  Sigue siendo asfalto, aunque de vía comarcal que transcurre entre caserío de aspecto anodino y apenas tráfico rodado. Tras una larga cuesta rompepiernas en una casa de aspecto algo abandonado, un cartel anunciador: Bar Cristo da Vitoria – Vino do país e tapas.  Varios cafés y bizcochos mientras hojeo El Faro de Vigo donde se comenta que ayer fue uno de los días más calurosos del siglo en Galicia. Lo creo, y la hora punta seguro que fue cuando cruzábamos el polígono industrial.

Con la energía del desayuno el camino resulta más agradable. Además los tramos de asfalto se alternan ahora con senderos de tierra entre bosques. El caserío desperdigado típico de Galicia sigue presente. Mientras tanto se nos ha unido en la peregrinación una perra bóxer que parece abandonada y camina a nuestro lado. No se despega de nosotros pero tampoco deja que la acariciemos. Una gran cicatriz en el lomo y costado  indica que ha recibido algún golpe. Y no me extraña porque en los tramos de carretera camina por el medio de la calzada sin oler el peligro. También entra en las huertas y casas aisladas y sale zumbando ante los gritos y amenazas de los paisanos, y de esa manera nos llevamos nosotros la bronca como si fuéramos los responsables del animal.

20120724_110142

A escasos 5 km de Redondela, en una zona algo elevada, paramos a descansar un rato. Desde allí se contempla la ciudad donde hoy intentaremos dormir. Nos adelanta un grupo de jóvenes peregrinos. La perra se va con ellos. Un problema menos.

Son únicamente las 11 de la mañana y ya estamos en Redondela. El albergue está cerrado todavía y se va formando una cola de peregrinos y mochilas en su puerta. Queda mucho día por delante para conocer la villa, comer sardinas en la playa y sobretodo descansar todo lo que no se descansó en Porriño.  La etapa ha sido fácil y corta, pero no especialmente bella en cuanto a los paisajes recorridos. Veremos mañana.

Visita la galería de fotos del camino portugués

Aquí puedes descargarte el track GPS del camino completo

 

Anuncios

Un pensamiento en “El camino Portugués – etapa 2”

  1. Qué sorpresa¡¡¡ Esta mañana se me disparo mi iphone y vi que habías publicado… En un principio pensé que le habías cogido el gustillo y emprendías otra aventura.
    Me ha gustado el post. Bss y esperamos verte pronto por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s